Tours

Tour histórico

Las ruinas del Refugio son un conjunto de restos estructurales de lo que fue la infraestructura de la Hacienda La Marta a finales del siglo XIX. Según antecedentes recopilados, la actividad productiva agrícola y la pecuaria en el lugar se realizó de 1890 a 1920, cuando se había logrado un cierto mercado permanente para el café, azúcar, leche y banano. La edificación de la hacienda respondió en gran medida a las facilidades de comunicación, ya que el tren del Atlántico construyó un ramal hasta Pejibaye y de aquí se conectó la hacienda por medio del burrocarril, con lo cual se facilitaba el transporte de la producción agrícola y se unían las fincas de la región. 

Hoy, estas ruinas representan un excelente patrimonio histórico-cultural, ya que aún se observa la infraestructura agrícola que se desarrolló a finales del siglo XIX, en cuenta el beneficio para el despulpe del café, el trapiche para el tratamiento de la caña de azúcar, el aserradero, la lechería y  la planta hidroeléctrica, entre otras.

A partir de 1928, en la hacienda se abandonaron los cultivos y los terrenos del área quedaron desatendidos, por lo que creció un imponente bosque secundario, el cual comprende aproximadamente un 70 % del área total;  el restante 30 % está constituido por bosque primario inalterado. En la década de 1980, La Marta fue invadida por precaristas, quienes talaron parte del bosque en sucesión y lo dedicaron al cultivo del banano, café, ganadería y otros productos. En 1991, ULACIT les pagó a los precaristas y se inició la etapa de protección definitiva del sitio. A partir de entonces, se ha venido realizando el rescate de la infraestructura, con el fin de preservar los rasgos históricos del sitio.

TOP